La caza de brujas

caza de brujasHoy os voy a hablar de un período de Austria y de la Europa central en general que es considerada una de las realidades más crueles y absurdas de la historia de la humanidad. Me refiero a la caza de brujas, o Hexenverfolgung en alemán.
La caza de brujas fue la búsqueda de brujas o pruebas de brujería que se llevó a cabo a finales de la Edad Media. Ya se sabe que en esa época la gente era muy supersticiosa y creía en fantasmas, brujas y espíritus malignos, pero fue a finales de la Edad Media- principios de la Edad Moderna cuando se desencadenó esta locura. En plena época del descubrimiento de América, de la construcción de las primeras universidades y del inicio de la burguesía, una ola de miedo asoló media Europa. Todo empezó porque los papas, amantes del poder y el lujo, eran también muy supersticiosos y tenían miedo al demonio y a toda clase de magia. Por eso dieron órdenes para perseguir a magos y brujas, sobre todo en Alemania y Austria. Vaya, que los países que más sufrieron esta caza de brujas fueron los sometidos a la autoridad del Sacro Imperio Romano Germánico y se calcula que fueron ejecutadas entre 20.000 y 30.000 personas.

De hecho, fue una “excusa” para la persecución masiva de mujeres. Cuando, sobretodo en pequeños pueblos, alguien no quería a una mujer (ya fuese porque le resultase antipática, misteriosa, o lo que sea) bastaba decir, por ejemplo, que ella había tenido la culpa de la granizada que había arruinado la cosecha, o que ella era quien había hecho que un vecino enfermase, para que automáticamente se le acusase de ser una bruja. De hecho, se sabe que una mujer fue acusada de ser la responsable del lumbago del alcalde y fue ejecutada por ello. Por eso hoy en día en alemán aún se llama al lumbago “Hexenschuss, que en español significa “disparo de bruja”.

Cuando una mujer era acusada de brujería, se la encarcelaba y se le preguntaba si estaba aliada con el demonio. Ella, por supuesto, decía que no, pero entonces la torturaban y martirizaban con la mayor crueldad hasta que “confesaba” que si. Imaginaos como pudo ser vivir en Austria o Alemania en aquella época. La gente debía vivir con un miedo constante y angustioso tanto a los poderes desconocidos de la magia y las artes del diablo, como a la posibilidad de ser acusado por cualquiera con cualquier pretexto, lo que supondría una ejecución inminente.

Ya veis cuanto daño puede hacer el miedo en una sociedad. Miles de personas inocentes murieron por culpa del miedo y la superstición. Aún hoy en día se usa el término “caza de brujas” para hablar de la persecución de un enemigo de forma extremadamente atroz, con independencia de la inocencia o culpabilidad real de este.

La caza de brujas 5.00/5 (100.00%) 20 votes

FacebookTwitterPinterestEmailWhatsApp

4 Responses

  1. pepe dice:

    En realidad se llama “Hexenschuss”, Hexenschub es una transcripción errönear de la ß al alfabeto latino.

  2. Pili Arcos dice:

    Genial tu post. Interesante!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>