En Viena con el perro

Viena es conocida por el amor que sus habitantes les tienen a sus perros. Por ello, estos pueden entrar en todos los transportes públicos (siempre que lleven bozal y vayan atados con la correa) y pueden entrar a muchos locales de la ciudad. Si tenéis pensado viajar a Viena y no sabéis qué hacer con el perro, os aseguro que esta ciudad es de las mejores para viajar con vuestro amigo canino.

En la ciudad hay más de 1000 establecimientos en los que podéis entrar con él: tiendas, restaurantes, bares, cafeterías…

Para saber si está permitido entrar con el  perro en un local, mirad en su puerta. Si tiene una de estas dos pegatinas, es que es un local “Hundefreundlich“, es decir, “amigo de los perros“:

     

Estas pegatinas indican que el perro es bienvenido en el local

¡Pero atención! ¡No todos los locales en los que no hay pegatina en la puerta le prohíben la entrada a los perros! Si no hay nada, entonces intentad entrar, porque normalmente te dejan pasar. Solo en los locales que hay la típica pegatina de “Prohibida la entrada a perros“ son los locales en que el can no puede entrar.

Esta indica que el perro NO puede entrar

También hay muchas tiendas y locales en los que tienen, al lado de la puerta de entrada, un bol con agua y otro con comida de perro, ya sea pienso o comida que ha sobrado de los platos de los comensales (gratis, por supuesto!) para que vuestro perro coma algo. La primera vez que lo vi no me lo podía creer! Hasta este punto llega el amor de los vieneses por sus perros!

Aquí os dejo tres links donde veréis que locales admiten perros, cuales tienen comida para ellos y en cuales no les está permitida la entrada. Está en alemán, pero se entiende perfectamente porque solo son los nombres de los locales y su dirección:

Y recordad, cada vez que vuestro perro defeque, hay que recoger los deshechos! Por toda la ciudad hay unas cajas metálicas con bolsas de plástico dentro para que podáis recogerlos tranquilamente. Y siempre podéis llevar al perro al pipican, que hay un montón! Para que no os olvidéis de recoger las cacas, el ayuntamiento ha sembrado Viena con estos carteles con un perrito recordándote que “Nimm ein Sackerl für mein Gakerl“ (que sería “coge una bolsita para mi caquita“) y “‘Te dan igual? Cuestan 36€“  para advertirte de que no recoger las cacas de tu perro supone una multa de 36€.
      
En Viena con el perro 5.00/5 (100.00%) 13 votes

FacebookTwitterPinterestEmailWhatsApp

1 Response

  1. VILMAGUERRA CANESSA dice:

    Que bueno sería que todo el mundo amara y tuviera consideración con los perritos como lo hace la población de VIENA (un ejemplo positivo a seguir) y con toda clase de animalitos que se encuentran dispersos a lo largo, ancho y alto en este planeta nuestro hogar llamada tierra, podríamos convivir en armonía con ellos. Creo que se puede lograr con educación e información, así como no depredando su hábitat, no eliminarlos hasta el punto de extinguirlos, cumpliendo las reglas o normas establecidas para su protección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>