El arte que surgió de lo común

Franz West (16 de febrero de 1947 –  25 de julio de 2012) fue un artista vienés famoso por sus esculturas de yeso, cartón piedra, alambre, poliéster, aluminio y otros materiales comunes y corrientes. Empezó a estudiar arte a los 26 años en la  Academia de Bellas Artes de Viena y uno de sus profesores fue el famoso Bruno Gironcoli. Empezó haciendo pinturas, pero pronto se interesó por el collage y la escultura. Sus primeras esculturas eran objetos ordinarios (botellas, piezas de maquinaria, piezas de mobiliario y otras cosas) recubiertos de gasa y yeso. Más tarde empezó a hacer objetos de yeso de un par de metros de largo imitando formas de caras o formas figurativas sexuales.

Su práctica artística comenzó como una reacción al movimiento accionista vienés y sus obras han sido expuestas durante más de tres décadas en museos tales como el Museum of Modern Art de Nueva York, la Whitechapel Art Gallery de Londres, el MUMOK de Viena, la Bienale de Venecia y un largo etcétera.

Los que vivís aquí sabréis quién es si os digo que es el creador de las cuatro “Lemurenköpfe“ (o “cabezas de lemur“) esas cabeza hechas de aluminio y pintura blanca que están en el puente Stubenbrücke, entre Stubentor y Landstrasse.

Si os interesa el arte abstracto, pasaos por el Museum für angewandte Kunst o por el MUMOK, donde tienen algunas de sus piezas.

 

El arte que surgió de lo común 5.00/5 (100.00%) 12 votes

FacebookTwitterPinterestEmailWhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>