La mejor época para visitar Viena

La mejor época para visitar Viena dependerá mucho de vuestros gustos, pero en general se puede disfrutar mucho de la ciudad en cualquier mes del año. Por supuesto, en primavera y principios de verano las temperaturas son muy agradables, pero también es recomendable ir entre noviembre y marzo, cuando la ciudad está nevada y llena de mercadillos navideños en los que beber vino caliente. Viena tiene un clima continental, lo que significa que los inviernos son largos y fríos y los veranos son cálidos y lluviosos.

Los inconvenientes de ir en invierno son las bajas temperaturas (muchas veces bajo cero), el viento y las pocas horas de luz al día, lo que hacen que “turistear” sea más difícil. Ir en primavera o verano es mucho más agradable, con todos los jardines llenos de flores (a los vieneses les encantan los jardines y tenerlos muy ciudados), la gente está de mucho mejor humor, las fuentes están encendidas… pero pierde ese encanto de ciudad de cuento que tiene en invierno. Ir en otoño es también una buena opción, ya que las temperaturas son moderadas y se puede disfrutar de las Heuriger, las cientos de tabernas que sirven su propio vino, cosechado en sus viñedos y de su comida típica.

La mejor época para visitar Viena 4.82/5 (96.36%) 11 votes

FacebookTwitterPinterestEmailWhatsApp

1 Response

  1. José Manuel dice:

    Hola Aida
    Yo creo que todas las épocas del año son idóneas para visitar una ciudad tan increíble como Viena. He estado recientemente -mediados diciembre- en la capital austríaca pasando unos días de vacaciones que me debían en el trabajo y he venido sencillamente encantado. Es cierto que en esta época los días son muy fríos y cortos, pero levantándose temprano todavía puedes disfrutar de varias horas de luz que después, cuando se pone el sol, dan paso a una maravillosa ciudad con un animado ambiente y una iluminación navideña tan elegante que secuestra todos los sentidos. Sin duda la época de Adviento, previa a la Navidad, deja en el visitante una huella imborrable. Volveré a Viena en otros momentos del año. Seguro que seguirá atrapándome… Gracias por tu blog. Me sirvió de ayuda y guía en mi visita a la ciudad. Un saludo desde Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>