Llevar gafas en Viena

Llevar gafas en Viena es vivir la experiencia de quedar completamente ciego durante el primer minuto que entras en un bar/ cine/ restaurante/ discoteca… El aire frío congelado de la calle hace un choque ambiental con el aire extremadamente caliente de los locales, en los que tienen la calefacción a tope. Es como en España en verano, pero al revés: en la calle te derrites pero en los centros comerciales/ trenes/ cines… te pillas un costipado de tres pares de narcies. Bueno, pues este choque frío/calor (como veis, soy de letras) empaña los vidrios de todos los que llevamos gafas, creando el efecto llamado “estoyescurriendolosmacarrones”.

 

Llevar gafas en Viena 5.00/5 (100.00%) 3 votes

FacebookTwitterPinterestEmailWhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>