El mejor futbolista austríaco de la historia

Matthias Sindelar

Matthias Sindelar

Matthias Sindelar (1903-1939) fue un jugador de fútbol austríaco de la época de la Segunda Guerra Mundial. De hecho, es considerado como el mejor jugador austríaco de fútbol de la historia, pero no sólo es recordado por eso. Matthias Sindelar fue también un héroe. El conocido como Mozart del fútbol y el hombre que décadas más tarde sería votado como el deportista austriaco del siglo nació en el seno de una familia judía obrera que se trasladó a Viena en 1906, donde comenzó a jugar fútbol en las calles. A los 16 años Sindelar fichó por el Austria Viena, uno de los dos grandes equipos de la ciudad, ganando con ellos tres Copas de Austria en las tres primeras temporadas de Matthias en el club como delantero centro. Este se convirtió en un jugador clave en la selección austríaca, destacando por sus numerosos goles, su control del balón y su habilidad extrema para driblear. Pero Sindelar no fue sólo un genio del fútbol.


El héroe futbolista

Sin duda, lo más grande que Matthias iba a hacer en su vida estaba a punto de llegar.
Tras la anexión de Austria a la Alemania nazi en 1938, Sindelar fue convocado al “partido final” de la selección austriaca de fútbol contra Alemania. Este partido, disputado el 3 de abril de 1938 en el Estadio del Prater de Viena, fue considerado por los nazis como un juego de “bienvenida” de los futbolistas austriacos a su integración en el equipo del Tercer Reich y, pese a que se esperaba que los austriacos permitieran que Alemania ganara el partido, Austria venció por 2-0 con goles de Karl Sesta y Sindelar. El que iba a convertirse en un héroe para todos los vieneses y austríacos en general festejó el gol llamativaente, bailando burlón fente a la tribuna donde estaban sentados los dignatarios nazis. Fue un gesto de rechazo y desprecio al régimen nazi que le costaría la vida al futbolista, pero que le ennobleció como persona y le hizo pasar a la historia.
Tras este juego, Sindelar se negó a abandonar su país y a incoporarse a la selección de fútbol de la Alemania nazi. Entonces, el presidente del Austria Viena fue expulsado de su cargo por ser judío. Poco después, otro amigo de Sindelar, también judío, fue obligado por las autoridades nazis a vender su restaurante y Sindelar compró el negocio pagando el precio del mercado.
Todo esto fue demasiado para los dirigentes nazis, y Sindelar fue encontrado muerto junto a su novia en su piso de Viena el 23 de enero de 1939, envenenado por gas.
Hay dos versiones sobre su muerte y realmente nuca se llegó a esclarecer la verdad de esta: unos atribuyen la muerte a militantes nazis, que sabotearon el conducto de gas para matar a Sindelar. Otros aseguran que Sindelar y su pareja prefirieron el suicidio antes que ceder a las presiones del régimen nazi. Sea como fuere, Sindelar se convirtió en un héroe popular, el mayor y más valiente futbolista de la historia de Austria.

Matthias Sindelar

Matthias Sindelar en un partido

A su funeral acudieron cerca de 15,000 personas, que ese día tomaron las calles de Viena en recuerdo de su héroe.

El mejor futbolista austríaco de la historia 5.00/5 (100.00%) 6 votes

FacebookTwitterPinterestEmailWhatsApp

1 Response

  1. pier dice:

    Ein Held zu erinnern,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>