No hay vals más vienés que el Wiener Blut

Ah, el Wiener Blut, el vals vienés por excelencia! Compuesto en 1873 por Johann Strauss hijo, es una vals para orquesta de 8:30 minutos de duración y una de las piezas más reconocibles de la música clásica. Su nombre completo es Wiener Blut Op. 354 y fue compuesto para celebrar la boda de la hija del emperador Francisco José, la Archiduquesa Gisela Luisa María, con el Príncipe Leopoldo de Baviera.
Con esta canción, Johann Strauss hijo debutó con la Orquestra Filarmónica de Viena, la cual durante muchos años se había negado a interpretar sus obras por considerarlas música “pop” o de baja categoría. Y eso es porqué tanto su padre, Johan Strauss I y él mismo en sus inicios, componían un tipo de vals más serio, más rotundo, un tipo de vals que podríamos relacionar con el campo y las Heurigen. Pero Johann Strauss hijo, cuando empezó a llegar a su madurez musical, se dio cuenta del cambio que estaba experimentando Viena, de que el siglo XIX llegaba con nuevos aires de sofisticación, vitalidad, modernidad y alegría. Y así lo plasmó en sus valses, los cuales con su nuevo ritmo alegre y desenfadado, empujaron a la Viena imperial a un período de apertura y diversión.

Así, es esta pieza es la que hizo que Viena, el vals y el nombre de la família Strauss sean conceptos imposibles de separar.

Aquí os la dejo:

Imagen de previsualización de YouTube
No hay vals más vienés que el Wiener Blut 5.00/5 (100.00%) 11 votes

FacebookTwitterPinterestEmailWhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>