Zentralfriedhof. El cementerio central de Viena

El cementerio central de Viena es el más grande del país y uno de los más grandes de Europa. En él están enterrados personajes tan ilustres como Beethoven, la família Strauss, Sigmund Freud, Otto Wagner… (Mozart no está, ya que fue enterrado en una fosa común). A diferencia de lo que se pueda pensar, el cementerio es un lugar digno de ver, un atractivo turístico más de la ciudad en el que reina la paz y el silencio y dónde los vieneses van, no sólo a ver a sus muertos, sino también a pasear, hacer footing y a disfrutar de la frondosa vegetación del cementerio. En él se reúnen turistas, vieneses y gente que viene de cualquier parte del mundo para ver la tumba de su ídolo.

El cementerio está dividido en varias partes: la parte cristiana, la protestante, la judía, la budista y la del resto de religiones. Es muy interesante ver las diferencias entre lápidas y mausoleos de los diferentes grupos. Por ejemplo, la parte cristiana es bastante espectacular, ya que la mayoría de los vieneses son católicos y, aquí en Austria, se la de mucha importancia a la muerte y todo lo relacionado con ella. Así que esa zona (que es la más grande) se compone de lujosas estatuas, majestuosas y recargadas, lápidas hiper trabajadas, mausoleos que son verdaderas obras arquitectónicas… todo muy grande y con mucho detalle. La parte budista, sin embargo, son pequeños trozos rectangulares de piedra colocados en el suelo, rodeados de árboles decorados con mandalas y banderas. Por otra parte, la parte judía fue medio destruída durante la Segunda Guerra Mundial, así que han habilitado otra parte del cementerio conocida como el nuevo cementerio judío. Sin embargo, el viejo cementerio judío lo han dejado intacto, así que se puede ver las tumbas y lápidas rotas.

Hablando de la Segunda Guerra Mundial, hay que remarcar que durante esa época el Zentralfreidhof fue un lugar muy importante para los vieneses. No era un punto de interés al que tirarle bombas así que, aprovechando la calma que reinaba en él, lo utilizaron para plantar verduras y tubérculos y así tener algo que comer.

Como curiosidad, el Cementerio Central de Viena aparece en la película de Carol Reed “El Tercer hombre” (1949) (pronto haré un post sobre esta buenísima película ambientada en Viena).

Estas son algunas fotos del cementerio. Para empezar, la parte cristiana:

 

Esta es la parte judía:

Esta la parte budista:


Y la parte rusa:

Si quereis más información sobre el Zentralfriedhof, esta es su página web: Zentralfriedhof (está en alemán)

Cómo llegar

Zentralfriedhof. El cementerio central de Viena 4.80/5 (96.00%) 10 votes

FacebookTwitterPinterestEmailWhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>